Medidas-Preventivas
Has no content to show!
06 March 2021

A medida que pasa el tiempo están cada vez más claras las estrategias que se están llevando a cabo para que la gente empiece a sentirse culpable por no vacunarse y pretenden que, con esas estrategias, sean más los que caigan en la trampa de una vacuna desconocida y peligrosa, una vacuna de la que ni siquiera se quieren hacer cargo los propios fabricantes en caso de que haya efectos secundarios graves entre los inoculados.

En primer lugar la de personajes públicos de medio pelo que, en teoría, se estarían colando en las vacunas y haciéndolo antes de que les tocara su turno. Si se dan cuenta, de esas noticias nos enteramos inmediatamente y la intención está más que clara, generar en la gente cabreo y deseos de ser vacunados antes del alcalde de turno, del político de tercera división de turno, o incluso ahora de las hermanas del Rey.

En segundo lugar, engordar las encuestas. Poco a poco nos van metiendo encuestas en las que se nos cuenta que cada vez son más las personas que quieren vacunarse. Ese jueguecito lleva otra intención: la de no voy a si lo hacen los demás será porque no es tan malo y lo voy a hacer yo también. La libertad consiste en elegir, pero libremente y sin influencias, hacer lo que hacen los demás solo porque lo hacen los demás, aunque no se quiera hacer, es estúpido e incluso infantil cuando lo que está en juego es, además, la salud.

Los “expertos” que alientan a todos a vacunarse. Chaqueteros doctores como César Carballo que han pasado de ser críticos y libres, a venderse al mejor postor a cambio de estar todo el día en televisión. Reforzar un sueldo con apariciones en la televisión y con lo que pueda caer de alguna farmacéutica no está nada mal. Pero, ¿por qué no salen en televisión los “expertos” que avisan sobre los riesgos y peligros de las vacunas? ¿Qué miedo hay con ellos a los que no se les permite dar sus argumentos en los grandes medios? ¿Por qué, simplemente, se les insulta y se les coloca alguno de esos nuevos calificativos?

La falta de información con los efectos secundarios de las vacunas y las muertes que estén provocando. De repente ha desaparecido todo tipo de información sobre lo que está sucediendo en las residencias de ancianos con los residentes que se vacunan, como si esas noticias ya no existieran. Las han borrado de un plumazo para que de la sensación que, quien no se quiera vacunar es tan solo un loco de atar.

La del “todos menos tú”. Y esta se da, sobre todo, en lugares de trabajo. ¿No te vas a vacunar? Pues eres el único, ya ves. Eso provoca en la persona la sensación de quedarse solo, volvemos a lo de antes, dar la sensación de que el que no lo hace es un egoísta insolidario.

La artificial bajada de contagios con la trampa de bajar los ciclos de los test PCR por parte de la OMS. Ahora resulta que justo, tras la campaña de vacunación, la OMS decide bajar los ciclos de los test PCR para evitar “falsos positivos”. Además de decirnos que, hasta ahora, había muchos falsos positivos, pretenden vendernos la moto de que esto se debe a las campañas de vacunación. Ya, ya… ahora no interesa y antes sí.

Los pasaportes de vacunación. Eso será ilegal desde el mismo día que salga puesto que supondrá una discriminación evidente para las personas que decidan no vacunarse. Caer en la trampa de vacunarse para evitar no ser discriminado y poder “viajar” 15 días al año, en la mayoría de los casos, es una estupidez porque lo que te estás jugando es un viaje, pero al otro mundo.

Hay mucho más y esto es todo psicológico. Están jugando con nuestras cabezas porque saben que hay demasiada gente más preocupada por lo que “hagan los otros”, por “el qué dirán”, por no sentirse un “bicho raro” o por preocuparse más del materialismo que de su propia salud. Hay que mantenerse firme en nuestras convicciones porque nosotros, además, estamos seguros de algo: en unos meses, los responsables de todo lo que está pasando empezarán a dejar de hablar de ello y lo harán para intentar que nos olvidemos y que no exijamos responsabilidades de todo lo sucedido.

(El Diestro)

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree