compra-segura
Medidas-Preventivas
Has no content to show!
14 April 2021

La cantidad de sustancias químicas tóxicas a las que los científicos dicen que estamos expuestos es increíblemente alarmante, pero resulta que esas cifras aterradoras que se han informado durante mucho tiempo son en realidad incorrectas, y las cifras reales son aún mayores.

Esto es según un estudio publicado en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology. Los investigadores del estudio desarrollaron un método más preciso para medir los niveles de bisfenol A (BPA) en humanos y encontraron que las mediciones utilizadas por agencias reguladoras como la FDA tienen serias fallas y pueden estar subestimando nuestros niveles de exposición hasta 44 veces.

La sustancia química se encuentra en una amplia gama de plásticos, y esto incluye los envases utilizados para envasar alimentos, bebidas y productos de higiene. 

En la década de 1950, los químicos descubrieron que podían mezclarlo con otros compuestos para crear plásticos fuertes y resistentes. También se utiliza para crear resinas epoxi que se esparcen en el revestimiento interior de los alimentos enlatados para evitar que el metal se corroa. Además, se puede encontrar en productos electrónicos domésticos, equipos deportivos, selladores de empastes dentales, lentes para anteojos y recibos de impresoras térmicas.

Los estudios en animales han demostrado que el BPA interfiere con las hormonas, y la exposición fetal al BPA está relacionada con problemas con el metabolismo, la fertilidad, el comportamiento y el crecimiento, junto con un mayor riesgo de cáncer.

El nuevo método para medir el BPA es más preciso

Estudios anteriores utilizaron un proceso indirecto para medir los metabolitos del BPA y los compuestos creados a medida que estos químicos pasan a través del cuerpo, que involucraba usar una solución de enzima extraída de los caracoles para transformar los metabolitos nuevamente en BPA completo para permitir su medición. Sin embargo, el profesor asistente Roy Gerona de la Universidad de California en San Francisco ideó una forma más directa de medir los metabolitos del BPA. Su método evita la necesidad de una solución enzimática. 

El equipo de investigación comparó estos dos métodos utilizando orina sintética enriquecida con BPA y 39 muestras humanas. El nuevo método directo encontró niveles mucho más altos de BPA, en algunos casos, 44 veces la media informada por la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición.

Para empeorar las cosas, descubrieron que la disparidad entre los resultados obtenidos por los dos métodos de prueba aumentaba con una mayor exposición al BPA. En otras palabras, cuanto mayor es la exposición, más BPA omitió el método anterior.

Ahora, los investigadores están llevando a cabo más experimentos de medición de BPA. También están analizando otros productos químicos que se han medido utilizando el método anterior defectuoso. Esto incluye una variedad de productos químicos tóxicos como el triclosán, la benzofenona y los parabenos que se encuentran en los cosméticos, junto con los ftalatos utilizados en productos de consumo como envases de alimentos, productos de cuidado personal y juguetes.

La profesora de la Universidad Estatal de Washington, Patricia Hunt, autora correspondiente del artículo, dijo: «Este estudio plantea serias preocupaciones sobre si hemos sido lo suficientemente cuidadosos con la seguridad de este químico». Y Añadió:

«Todo se reduce a que las conclusiones a las que han llegado las agencias federales sobre cómo regular el BPA pueden haberse basado en mediciones inexactas».

Aunque la FDA afirmó anteriormente que el BPA es seguro y que las personas están expuestas a cantidades tan pequeñas que no hay necesidad de preocuparse, prohibieron el uso de BPA en los biberones y vasitos para bebés que usan los niños. Y ahora parece que nuestra exposición ha sido mucho mayor de lo que se creía.

Es particularmente peligroso para bebés y niños porque puede interferir con la producción de cromosomas masculinos y femeninos, así como de esperma y óvulos. 

Desafortunadamente, se ha demostrado que algunos de los productos químicos que los fabricantes han estado usando en productos sin BPA, en particular BPS y BPF, tienen efectos similares al BPA

(Trikooba)

 

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree